Mié. Jul 15th, 2020

Noticias Leticia

Novedades Noticias Leticia

La vida en un llavero, la obra de arte de Mateo López – Arte y Teatro – Cultura

3 min read



La aparición de Mateo López tuvo la fuerza de un meteorito en las artes plásticas colombianas. En un nanosegundo su nombre se convirtió en una marca registrada. Alrededor suyo se formó una legión de críticos, coleccionistas, curadores y fanáticos que aprecian, valoran y están tan enamorados de su obra como la primera vez que la vieron. Hoy su obra está en la colección del Moma y gracias a una Beca Rolex en 2012, tuvo como mentor al sudafricano William Kentridge, uno de los artistas contemporáneos más importantes del mundo.

(Lea también: ‘Dark’ se despide con más oscuridad y complejidad)

Mateo es un tipo tranquilo, su voz aparentemente nunca ha explorado los tonos altos y desmenuza cada idea y cada historia con la paciencia de un viejo profesor, usa unas gafas de marco grueso que podrían decir algo del tiempo que pasa con sus miniaturas asombrosas. “López es un artista ecléctico que utiliza diferentes medios. La práctica del dibujo en su obra es central, representando una verdadera arqui-tectura del sentido (J-L. Nancy). Desde este punto de vista, López se acerca a este medio como los antiguos artistas del Renacimiento, usándolo como una herramienta orientada a investigar y a cuestionar dialécticamente el mundo circundante”, dice Eugenio Viola, curador jefe del Mambo.

Le puede interesar: Manuel Medrano trabajó con el productor de Madonna y David Bowie)

Artista plástico Mateo López

Hemingway escribió de Fitzgerald que tenía un talento tan natural como el dibujo que forma el polvillo en un ala de mariposa. Mateo tiene un talento aparentemente igual de natural. Sus dibujos salen de su mano con una facilidad pasmosa; pero él los complica. Mateo convirtió el ejercicio del dibujo en un problema tridimensional. Arma pequeñas maquetas que retan la realidad y no dejan de ser dibujos: sacapuntas con toda la basura alrededor (también de papel); vasos desechables, mapas. Hizo un viaje en motocicleta por todo el país y convirtió las cosas cotidianas que tenían importancia para él en esculturas de papel reinterpretadas por su lápiz. La obra que hizo para El Tiempo y el Mambo sobre la Covid 19 tiene el mismo espíritu: las llaves están hechas de un material, el mapa de otro, y las une con la sutileza de un artesano del oro. El mensaje es claro: habla del encierro y de un país –un mundo– bajo llave, pero también de una historia personal.

(Lea también: ‘Love & Bananas’, la tierna y tensa historia de un elefante en peligro)

Mateo estaba radicado en Nueva York con su esposa, la escritora y periodista Yanina Valdivieso, desde 2014. Cuando se llegó la primera ola de la pandemia decidieron volver a Colombia; Mateo recogió su caja de herramientas personal: una libreta, unas tijeras japonesas que fabrica una compañía que en otra época creaba espadas de samuráis y un portaminas que lleva años con él. Se instalaron en el barrio San Felipe de Bogotá. Esta semana finalizaron el contrato con su arrendatario; sus cosas quedaron en cajas. Y las llaves con las que cerraron el apartamento en Brooklyn ahora son un objeto arqueológico de otra vida.

Por Fernando Gómez Echeverri
Director de Bocas
En Twitter: @LaFeriaDelArte

Copyright © All rights reserved. | Newsphere by AF themes.